Inicio Blog Consejos Sobre Cómo Restaurar Sillas

Consejos Sobre Cómo Restaurar Sillas

30 junio, 2017 0 Comentarios

Las sillas desempeñan un papel protagonista en nuestro día a día, mostrándose como un elemento indispensable dentro de la decoración y, aportándonos comodidad y confortabilidad. Presentes vayas donde vayas, las sillas al igual que cualquier otra pieza de mobiliario sufren desgaste con el paso del tiempo, independientemente de que las mantengas y las cuides.

Si ya te has dado una vuelta por nuestra tienda online, te habrás dado cuenta de que disponemos de una amplia variedad de modelos disponibles y de las mejores marcas de sillas. Pero en este post no vamos a tratar de venderte ninguna silla, sino que vamos a darte una serie de trucos y consejos sobre cómo restaurar sillas de cualquier material y que puedas continuar disfrutando de ella aun con el paso del tiempo, dándote las claves para reparar, pintar y tapizar. ¿Te gusta la idea? Pues toma nota, ¡comenzamos!

Cambiar el tapizado de una silla

Tapizar Sillas

#1 – Quita las grapas

Normalmente las sillas suelen llevar un tapizado cogido con grapas, por lo que te recomendamos que lo primero que hagas sea retirar esas grapas, para retirar posteriormente el tapizado y así trabajar con una mayor comodidad. El tapizado, a no ser que quieras arreglarlo, podrás tirarlo sin ningún problema.

#2 – Escoge el nuevo tapizado

Si vas a tapizar la silla de nuevo, escoge la tela que quieras utilizar. Aquí te recomendamos que no te quedes corto y que compres más tela de la que realmente necesitas. De este modo, si cometes cualquier error o tienes algún problema, disfrutarás de un buen margen de maniobra. Esto además te permitirá tener tela disponible por si con el paso del tiempo sufre algún desperfecto.

#3 – Cambia las cintas elásticas

Si tu silla lleva cintas elásticas en la parte inferior del asiento, te recomendamos que las cambies también, ya que no suponen ningún fuerte desembolso y no te resultará complicado. Solo tendrás que colocar las cintas, en horizontal o vertical según el modelo, y graparlas a los extremos hasta que queden perfectamente tensadas.

#4 – Remata la zona del asiento

Una vez hayas terminado con el tapizado, remata la zona del asiento con un trozo de tela que refuerce la base del asiento y la deje mucho más fija. Puedes optar por grapar esta tela o por pegarla con un adhesivo especial para telas. En caso de que optes por las grapas, deben quedar situadas a una distancia de unos dos centímetros aproximadamente.

#5 – Renueva la espuma

Aprovecha también para cambiar la espuma y así dejar la silla perfecta. Normalmente se suelen utilizar tres capas de espuma, de 10, 20 y 30 milímetros cada una, pegándolas entre ellas con cola de contacto e instalándolas en la silla, dejando la zona más pequeña mirando hacia el interior.

Cómo pintar la silla

Pintar Sillas

Si además del tapizado quieres volver a pintar la silla, el proceso no es demasiado complicado, aunque sí que necesitarás paciencia y tiempo. Te contamos los pasos que debes seguir:

#1 – Retira la pintura vieja

Lo primero de todo es retirar la pintura vieja. Para ello aplica dos capas de decapante, un producto especial quitapinturas, y déjalo reposar unos minutos para que haga efecto. Después con la ayuda de una espátula, ve retirando poco a poco la pintura hasta acabar con ella y después, lija la silla para que puedas comenzar a pintar.

#2 – Pinta la silla

Tras haber acabado con la pintura, toca pintar la silla de nuevo. Para ello hazte con un bote de pintura de tu color favorito y utiliza una brocha gorda, ya que así te llevará mucho menos tiempo. Pinta siempre en la misma dirección, ya que de lo contrario quedarán marcas del trazo; te aconsejamos que vayas de arriba a abajo o viceversa.

#3 – El toque final

Para terminar, apóyate en un pincel pequeño para repasar aquellas zonas en las que puedas encontrar imperfecciones. Por último, puedes utilizar algún tipo de laca para repasar la pintura y disfrutar de un resultado perfecto.